dudas-vino

10 preguntas frecuentes sobre el vino

En platicas, cursos y eventos especializados en los que me ha tocado participar, con mucha frecuencia me hacen preguntas sobre el mundo del vino. Es esta ocasión decidí hacer un breve resumen sobre las más recurrentes, porque creo que podrían ser dudas generalizadas que vale la pena abordar y aclarar para nuestra comunidad WINEUX:

1. ¿Se deben enfriar los vinos?

Todos los vinos, incluidos los tintos, se deben enfriar si no se encuentran a su temperatura de consumo. La frase "los vinos se deben beber a temperatura ambiente" se refiere a la temperatura promedio anual de Paris, es decir entre 16 y 18 grados centígrados. Si nosotros vivimos en Hermosillo, Sonora por ejemplo, el promedio anual es superior a los 30 grados centígrados, evidentemente no podemos consumir el vino a esa temperatura ambiente.

En general las temperaturas de consumo idóneas son:

 • Blancos dulces y espumosos entre 4º y 7 º C.
 • Blancos jóvenes secos entre 6º y 8º C.
 • Blancos con crianza en barrica entre 9º y 12º C.
 • Rosados entre 9º y 12 º C.
 • Tintos jóvenes entre 12º y 15º C.
 • Tintos de crianza (ligeros) entre 15º C y 17º C.
 • Tintos reserva y gran reserva entre 16º y 18º C

2. ¿Se puede elaborar un vino blanco a partir de uvas tintas?

Con excepción de la uva Garnacha Tintorera, se puede decir que todas las uvas tienen su pulpa blanca y por ello con cualquier uva se puede elaborar un vino blanco.

Si prensáramos una uva tinta y separáramos rápidamente los hollejos (cascara) del mosto (jugo) resultante, no habría color alguno y podríamos vinificar un vino blanco. Esto es porque el color depende de los pigmentos que se encuentran en la piel de la uva y del tiempo que los hollejos estén en contacto con el mosto. De hecho, una de las principales diferencias entre el proceso de vinificación de un tinto y de un blanco es que la fermentación y maceración de un tinto se realiza en presencia de los hollejos, para que estos confieran y traspasen toda su materia colorante.

3. ¿Qué importancia tiene la copa?

La copa debe permitir la apreciación de las cualidades del vino. Una copa puede cambiar el sabor del vino y en ella influyen varias cosas:

 • Debe ser transparente: esto nos permite una visión más clara y nítida del color del vino.
 • Es preferente que tenga Pie: Debe tener un buen pie para poder cogerla bien y no calentarla, ensuciarla ni transmitir aromas.
 • Tamaño: influye en la intensidad y la calidad de los aromas.
 • Forma: el diseño esta basado en el estudio de las variedades de uva (intensidad aromática, taninos, alcohol, acidez, etc.) que busca potenciar las virtudes de ese vino y esconder los posibles puntos débiles del mismo.

4. ¿Cómo se guarda un vino?

El factor más determinante a la hora de conservar el vino es la temperatura. La temperatura y sus cambios bruscos tienen una gran influencia en la velocidad a la que evoluciona un vino. La temperatura ideal de guarda de un vino, no importa si es blanco o tinto, es de entre 12 y 15 grados centígrados constantes, por arriba de los 16 grados el vino evoluciona más rápido y por debajo de los 12 grados se pueden formar lo que llamamos “cristales”, por lo que tampoco es opción guardarlos en el refrigerados convencional.

Otros aspectos importantes son :

 • Humedad: La escasa humedad puede contribuir a resecar el corcho mermando su capacidad hermética. El exceso de humedad, además de poder estropear las etiquetas, puede contribuir al desarrollo de mohos o bacterias.
 • Luz solar: Las botellas de vino tinto son verdes ya que los rayos ultravioletas son capaces de alterar y afectar la correcta conservación del vino. El vino es un ser vivo y como tal reacciona químicamente a la luz. Esta reacción química puede tener efectos en el color e incluso en el sabor.
 • Ventilación y vibraciones: El almacenamiento debe realizarse en un lugar libre de olores, ventilado y sin vibraciones.
 • Colocación: Las botellas deben guardarse acostadas de forma horizontal para que el tapón siempre esté mojado en contacto con el vino.

5. ¿Qué es el tanino?

La palabra tanino es una de las más empleadas cuando se cata un vino. Los taninos son una sustancia química natural (vegetal) que se encuentra en el vino y que procede de las partes más sólidas del racimo (piel, hollejo, semillas) y/o de la madera de las barricas, siendo más abundantes en los vinos tintos que en los blancos (solo los que tienen crianza en barrica).
La maduración y suavización de los taninos es uno de los procesos más importantes en la evolución de un vino, ya que de ello depende en gran medida la calidad final del mismo.

Su presencia en la boca es fácilmente reconocible, ya que se presentan ofreciendo una sensación secante y vegetal, que aparece principalmente en las encías y el paladar.

6. ¿Diferencia entre aireación y decantación?

Aireación: se refiere al trasvase del vino de la botella a otro recipiente (jarra o decanter) con el objeto de oxigenarlo. Esta oxidación tiene un claro impacto en los aromas y sabores del vino. Por tanto, decidir cuando es conveniente airear un vino dependerá en gran medida de nuestra experiencia, de nuestros gustos y de la rapidez con la que se desee consumir el vino.

En el caso de vinos de cierta edad y más frágiles, es muy posible que esta oxigenación conlleve a la perdida de buena parte de sus aromas. En el caso de vinos más jóvenes y cerrados, la aireación es beneficiosa ya que ayuda a que se abran y expresar todas sus cualidades y aromas.

Decantación: el vino envejece, madura en botella y, especialmente en el caso de los tintos, este proceso produce sedimentos derivados de la precipitación de la materia colorante. La decantación simplemente es el proceso de separar el vino de los sedimentos pasando el vino de la botella a una jarra de decantación o decanter.

7. ¿Los aromas del vino (chocolate, café, tabaco, vainilla, etc.) es porque en algún momento del proceso de elaboración, el vino esta en contacto con estos productos?

No, los vinos nunca están en contacto con este tipo de componentes. Los aromas del vino se desarrollan durante su proceso de producción, desde el viñedo hasta el añejamiento. La clasificación de los aromas del vino es la siguiente:

Aromas primarios: Provienen de la uva. Este tipo de aroma está producido por la variedad de vid y por el terreno. Ejemplos: para vinos blancos, manzana, pera, durazno, piña, flores como manzanilla, jazmín, acacia, etc; para vinos tintos, cereza, grosella, violetas, rosas, etc.


Aromas secundarios: Se originan en el proceso de fermentación del vino. Ejemplos: levadura, bollería, miga de pan, leche, yogurt, mantequilla, plátano, caramelo, etc.


Aromas Terciarios: Se desarrollan en la fase de envejecimiento o crianza en barricas (Aromas del bouquet). Ejemplos: madera, tostados, café, tierra mojada, frutos secos, especias, vainilla, coco, cuero, etc.

8. ¿Todos los vinos mejoran con el paso del tiempo?

El vino evoluciona con el paso del tiempo y el resultado de esa evolución depende de muchos factores. En general podemos decir que un vino que ha tenido buenas condiciones de guarda y bien conservado (temperatura humedad, oscuridad, sin ruidos ni vibraciones) su evolución será positiva. Uno de los parámetro que hacen de un vino un gran vino, es su capacidad de envejecer, de evolucionar y mejorar en el tiempo. Sin embargo, no todos los vinos tienen potencial de guarda. Algunos son elaborados con la intensión de que se consuman jóvenes, por lo que evolucionarán muy rápido.

9. ¿Diferencia entre un vino monovarietal y coupage?

Depende de las diferentes legislaciones de los países productores. Salvo excepciones, podríamos identificar como un vino monovarietal aquel vino que se elabore con un al menos un 85% de la variedad que es mencionada en la etiqueta. Hay denominaciones que exigen un 100% para incluir la variedad en la etiqueta como es el caso de Rías Baixas con la variedad Albariño.

El Copuage se refiere a aquellos vinos de corte o mezcla de dos o más uvas. Las uvas permitidas para la mezcla, así como la proporción de las mismas también son determinadas por las legislaciones locales o por la preferencias e intensión del enólogo en aquellos lugares donde no existe una legislación.

10. ¿Es importante el año de cosecha de un vino?

La calidad que presenta una determinada añada de un vino depende del clima que hubo durante ese año en la zona donde se encuentra el viñedo. La añada tiene importancia, pero también, dentro de una misma añada, varía mucho según los cuidados que se realizan al viñedo y la elaboración del enólogo. En este sentido, la información es útil pero no para tomarla como algo definitivo.

Estas fueron algunas de las preguntas que recuerdo me han hecho con mayor frecuencia, sin embargo pueden existir muchas otras más en tu cabeza. Contáctanos y con gusto trataremos de responderlas.

Salud!

Sommelier Alejandro Valdés Soto

WINEUX